Capilla de la Soledad

Capilla de la Soledad.

La capilla de la Soledad o capilla del Bautismo, es la primera situada en la nave de la Epístola o derecha de la Basílica de San Ildefonso.

Es un espacio cuadrado, tiene una cubierta típicamente dieciochesca de media naranja con claraboya cenital cuya vidriera representa el escudo de la Congregación de la Vera Cruz. Sin embargo la yesería sugiere que su creación se podría situar en los comienzos del siglo XVII. El retablo es también neoclásico, con dos columnas de madera que imitan jaspe, y entablamento; y sobre él un ático con una pequeña imagen de Jesús portando una cruz a la manera inversa, propio del renacimiento manierista.

A la derecha de la capilla se abre una ventana que da al exterior de la Basílica. Del mismo modo que ocurre en la Capilla de la Vera Cruz, el cerramiento de la capilla es una reja labrada en el siglo XVIII por Joseph del Alcázar, maestro herrero de Villanueva de los Infantes.

Esta ubicación sirve de refugio a diversas imágenes que tras la última restauración del templo no encontraron acomodo, como son: Santa Marta, Santa Lucía y Nuestra Señora de la Victoria (de la Cofradía del Resucitado).

TALLA ESCULTOR AÑO OBSERVACIONES
Nuestra Señora de la Soledad Antonio Bernal Redondo y Francisco Romero Zafra 2000 Copia de la anterior imagen de la Soledad, que a su vez fue realizada tomando como modelo la imagen de la Piedad del Hospital
Santísimo Cristo Yacente Constantin Unghetti Álamo 1959 Restaurada y policromada en 2004 por Francisco Romero Zafra
Grupo escultórico de la Piedad Anónima 1918 La fecha de su creación es estimada
San Juan Evangelista Juan Abascal Fuentes 1968 El escultor tomó como modelo al artista Juan López Barreto
María Santísima de la Victoria Alfredo Muñoz Arcos 1955 Estuvo sin procesionar desde 1957 hasta 1983

Además de las imágenes citadas, en esta capilla se rinden culto a dos pequeñas tallas, que están situadas en una posición adelantada respecto a las demás: Santa Marta en el ala izquierda y Santa Lucía en el ala derecha.

Nuestra imagen de Santa Lucía se muestra portando dos ojos en un plato, ello es porque según cuenta la tradición, le sacaron los ojos en su ejecución como mártir. Su ubicación actual se debe a una petición de la ONCE.

Santa Marta es representada con un cubo porque la Santa amansó a un terrible dragón, que se halla a sus pies, derramándole agua bendita.

Capilla Soledad

Los comentarios están cerrados.